Actualidad

Actualidad / Nuestro Enfoque

Camargo la voz del patriarcado en el Tolima

Español
Autor: 
María Osorio Gómez, Tolima FARC

 He seguido alarmada la noticia sobre el pronunciamiento realizado por Gabriel Camargo, presidente del Deportes Tolima, respecto a las jugadoras de futbol y su profesionalización en este campo del deporte. Me abstendré de repetirlas, pues en ellas reconozco lo más ruin y bajo de la cultura colombiana

Quiero referirme a la situación y algunas de las reacciones causadas. Mientras el señor Camargo hablaba frente a una cantidad importante de medios, las risas y la comidilla no se hicieron esperar. En medio de sus palabras, nadie desaprueba, ni siquiera con un gesto de ira, qué es lo que sentimos las mujeres.

Y esto se debe a que muchos aprueban sus palabras. Cuántos no han juzgado a una niña por elegir el futbol en lugar de la pasividad de la silla. Cuántos miran con desconfianza a una mujer apasionada por el fútbol  y le piden que guarde silencio si de fútbol se trata. Hoy he visto a muchos rasgar sus vestiduras por el pronunciamiento de aquel sujeto, en lugar de poner en conocimiento la respuesta de la jugadora; lo cual sería lo adecuado, antes de ufanarse de una posición éticamente correcta.

Pero más allá de delimitar nuestro campo de acción en el deporte, el señor Camargo afirma que “no somos rentables” y esto me hace pensar en el hecho de que a un hombre le paguen mejor por el sólo hecho de ser hombre. Pues en el fútbol, por dar un solo ejemplo, es lo que ocurre. Las mujeres que se dedican al fútbol cumplen con los mismos requisitos que los jugadores hombres, pues las reglas NO cambian. Pero, ellas… ellas no son rentables, ¿por qué? Porque el trabajo de nosotras es considerado de segunda categoría para el sistema capitalista, pues si nos reconoce la igualdad económica, muchas cadenas de opresión caerán.

Imaginan cuántas familias apoyarían a sus hijas a la hora de escoger ser futbolistas si fuera reconocido como una actividad económica rentable, seguramente tendríamos un equipo femenino para cada departamento, incluso podríamos soñar con equipos mixtos de tipo profesional. Pero no, es más rentable excluir a una parte de la población y convertir en héroe nacional al prototipo de la otra.

Señor Camargo, señores que estaban alrededor y aprobaron con su risa, hombres y mujeres que han cuestionado la orientación sexual de una mujer por escoger el fútbol como pasión, hombres y mujeres apasionados del fútbol que no pagan por ver equipos femeninos, a ustedes una mirada de repudio y un llamado a que revisen sus actuaciones diarias, sus prejuicios y sus risas cómplices. Recuerden que eso también es y genera violencia.

Foto tomada de: https://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-14618977

 

Añadir comentario

Siguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro newsletter

Recientes