Actualidad

Actualidad / Nuestro Enfoque

Mercedes Ábrego

Español
Autor: 
Violeta Narváez - ETCR El Negro Eliecer Gaitán, Caño Indio

No hay criterios unificados sobre algunos de sus datos personales: nombre completo, fecha y lugar de nacimiento. Lo cierto es que una mujer con el nombre de Mercedes Ábrego, nacida en lo que hoy llamamos Norte de Santander (tal vez en Cúcuta o en San Cayetano), entre 1770 y 1780, es recordada por su participación en la gesta de nuestra primera independencia.

En su educación en casa fueron básicos el bordado y la modistería. Esa formación le permitió dedicarse a la enseñanza de artes manuales y la realización de ornamentos religiosos para las iglesias de Cúcuta, Villa del Rosario, San Antonio y otros pueblos.

Se casó con José Marcelo Reyes que, se presume, era su primo hermano y trabajaba en la hacienda de la familia Reyes Ábrego, destinada a la producción de cacao para el mercado en Maracaibo. Con el que tuvo tres hijos: José Miguel, Pedro María y José María. Sin embargo, algunos años después su esposo murió y Mercedes Ábrego se vio obligada a sostener con la costura a su familia. En 1807 envió al hijo mayor a estudiar en el Colegio Mayor de San Bartolomé, en Santafé y continuó criando a los otros dos.

Se dice que desde el inicio de la guerra de independencia mostró sus simpatías con los patriotas de la región. Colaboró con los ejércitos republicanos del valle de Cúcuta y el resto de la región, en el enfrentamiento a las tropas españolas de Ramón Correa y Bartolomé Lizón.

Admiraba a Simón Bolívar, al que conoció en Cúcuta, en 1813, durante la estancia de El Libertador en esa villa, tras la victoria de su ejército sobre Correa, en la Batalla de Cúcuta el 28 de febrero de ese año y que antecedió la Campaña Admirable. En esa ocasión confeccionó una casaca bordada en oro y lentejuelas como muestra de simpatía hacia Bolívar. También bordó algunos banderines tricolores para el ejército republicano.

El apoyo de Mercedes Ábrego a los patriotas se demostró a partir de su trabajo de informante, que fue fundamental para las tropas de Francisco de Paula Santander en la región. Se dice que, gracias a sus informes secretos, Santander supo de los movimientos de las tropas realistas del teniente Aniceto Matute que, al mando de 200 hombres, empezó operaciones sobre Mérida y sorprendió a 70 hombres que estaban instalados en Bailadores.

Santander, al tanto de la situación, reunió fuerzas y alcanzó a Matute en Loma Pelada, para derrotarlo el 12 de septiembre de 1813. Tras 18 días, el realista fue nuevamente derrotado por las tropas independentistas en San Faustino.

Sin embargo, el ejército realista bajo las órdenes del capitán Bartolomé Lizón venció a los independentistas en el llano de Carrillo. Lizón detuvo a una mujer que llevaba avisos e indicaciones para los patriotas combatientes y que había sido enviada directamente por Mercedes Ábrego.

Según la versión más difundida, luego de la entrada de los realistas a Cúcuta, Lizón aprehende a Mercedes Ábrego bajo los cargos de conspiración y traición a la Corona. Es conducida desde una casa de campo donde se encontraba, hasta la cárcel. Allí fue ejecutada el 13 de octubre de 1813, en presencia de dos de sus hijos menores.

Añadir comentario

Siguenos en nuestras redes sociales

Suscríbete a nuestro newsletter